downloadfreethemes.dev

Juan Galeano, Daniel Álvarez y Andee Zeta conforman el power trío Diamante eléctrico, que surge en Colombia. Si bien su trayectoría puede considerarse corta (debutaron en el 2012) han logrado alcanzar un puesto alto en la escena contemporánea. Entre sus distintas hazañas destaca haber ganado el Grammy Latino a Mejor Álbum de Rock por su segunda placa, titulada B, haber compartido escenario con bandas como The Rolling Stones y los Foo Fighters, formar parte de importantes festivales internacionales como Coachella, LollapaloozaRock al Parque, Estéreo Picnic y el Vive Latino por mencionar algunos. Pero ¿cómo es que una banda logra todo esto? En palabras de Andee Zeta, baterista del grupo “son cosas que pasan”. Y si, son cosas que pasan cuando uno tiene la mente fija en un objetivo y trabaja para lograrlo. De esto y un poco más platiqué con Andee, previo al show que ofrecerán este 21 de Junio en el C3 Stage.

Si pudieras definir a Diamante Eléctrico en 5 palabras ¿cuáles serían?

Rebelde, concreto, fresco, fuerte y eléctrico.

Es notable lo mucho que han logrado en un periodo de tiempo relativamente corto ¿cómo se sienten de los logros que ha alcanzado Diamante Eléctrico a lo largo de su trayectoria?

En un principio nos tomaron por sorpresa varias cosas que consideramos muy locas, y siempre que nos pasaban esas cosas decíamos “mierda, y ahora ¿cómo vamos a superar esto?”, pero después pasaba algo más grande y más grand Así ha sido toda nuestra carrera, y llega un punto en que dices “ok, somos una banda a la que le pasan este tipo de cosas”. Sin embargo al final del día seguimos siendo los mismos, no dejamos que nos afecte o nos nuble la visión. Nos mantenemos centrados, sabemos que nos falta mucho trabajo, porque estamos en otros tiempos, y queremos lograr que nuestra música sea másiva y esa es una tarea muy difícil. 

Cada cosa que hacemos nos va trayendo un poco más de público cada vez. Pero definitivamente nuestra mirada está enfocada en que el proyecto crezca, en hacer shows más grandes, shows donde la gente vaya a vernos a nosotros, esa es la meta. Lo demás, tocar con los Rolling Stones, en Coachella, los Grammys, tantas cosas que han pasado, son cosas que te mantienen incentivado, pero nosotros mantenemos la mirada firme en lo que queremos lograr.

De entre todas estas situaciones que han atravesado, como bien menciones, compartir escenario con bandas como The Rolling Stones, o participar en festivales como Coachella ¿hay alguna anécdota que recuerden particularmente?

Recordamos todo realmente. Y es que muchas de las cosas que han pasado con Diamante son cosas que nunca vimos venir. Por ejemplo, recuerdo el desfile de acción de gracias en Nueva York, y estando allí  nos preguntábamos “¿Cómo terminamos tocando en las calles de NY sobre una guitarra gigante?”. La verdad es que esa vez nos trataron demasiado bien, pero no entendíamos nada. Incluso cuando nos contactaron creíamos que era broma, vimos el correo y creímos que era spam. Ya estando en NY y que conocimos a la encargada le preguntamos “Oye ¿cómo es que dieron con nosotros, como es que llegamos acá?”, y ella nos contó que su hija nos escuchaba, y así fue como ella nos conoció y decidió invitarnos a participar.

Hace apenas unos meses editaron su cuarto álbum Buitres, que para muchos, muestra una cara distinta de Diamente Eléctrico, ¿Qué nos puedes decir de ésta producción?

Buitres fue el último álbum que hicimos. Lo que hemos estado haciendo es tomar algunas canciones y relanzarlas como sencillos en las distintas plataformas, la más reciente fue Oro. Para Buitres buscamos una manera de avanzar, de cambiar pero manteniendo lo que somos. Metimos algunos beats, le bajamos a la distorsión, la voz es más clara, pero sigue conservando el sexyness de Diamante. Trabajamos con un ingeniero diferente, que ha trabajado con artistas como Lady Gaga o U2, eso cambia todo el sonido, queríamos que la gente conectara con la música de otra manera.

Es verdaderamente notoria la evolución que han sufrido entre cada producción, en ese sentido, y viéndolo “tras bambalinas” ¿cómo ha cambiado la dinámica del grupo entre cada disco?

El proceso de composición ha ido cambiando con los años. En el primer disco todo lo hizo Juan, para el segundo Dany se metió un poco más. Ya para este disco nos metimos los tres. Yo toda la vida he hecho canciones, pero como compositor me gusta escribir de cosas reales, desde los sentimientos, como si fuera un diario. En un principio yo no me metía tanto en el proceso porque no me sentía tan “oscuro” para componer. Pero este disco tiene una onda más divertida, más colorida y eso provocó que se formara una buena combinación entre los tres. Antes las canciones nacían improvisando, alguien empezaba una idea en el bajo o la guitarra. Ya para este disco fue diferente, nos vimos en casa, empezamos a ver melodías a partir de acordes, y después nos metimos al estudio. En los primeros discos grabamos en bloque, pero ahora cada quien grabó por separado, fue un proceso que se llevó a partir de la producción que estuvo a cargo de Juan y Mauricio Castilla, un productor de Colombia.

Hablando de internet, redes sociales, y nuevos métodos de distribución, platícame ¿cómo ha sido su experiencia en este sentido?

Es un tema complicado. Hace poco vi un documental de Oasis, y en una parte mencionaban cómo la banda había crecido demasiado, y que en uno de sus conciertos más grandes, comentaron que se sentía como “el fin de algo”, curiosamente fue el punto en que surgían las redes sociales. Siento que el tema de las redes sociales es algo nuevo para nosotros y para muchas bandas “alternativas”. Por ejemplo los artistas de reggaeton ya rompieron el código, ya saben como hacerlo. Pero para bandas como Diamante es diferente, porque hacemos música para apreciar y no música de clubes, o para bailar y la gente no se engancha tan fácil con eso. Aparte hay que manejar presupuestos muy grandes para que las redes sociales marquen una diferencia. A nosotros si nos ha servido obvio porque la gente te conoce y te sigue, pero luego está la comparativa basada en seguidores, engagement y toda esa mierda. Por ejemplo una banda como Foo Fighters tiene millones de seguidores pero luego ves como Maluma o J Balvin los superan por mucho, sin embargo Foo Fighters te sigue llenando más (hablando de shows). Antes podías seguir a las bandas en la radio o la TV, pero ahora hay tanta oferta que es difícil concentrar a la gente.

Hay canciones de reggaeton que tienen más inversión en promoción digital que hacen que se te peguen, y pues son cosas con las que no podemos competir. Para nosotros es un tema de que la gente se alinee con nuestra música. Es un poco como el reggaeton, que era un género que se movía en ciertos nichos y países y llego un momento en que todo el mundo volteo la mirada a eso, pero ellos eran artistas que venían trabajando en ese sonido desde hace tiempo, desde antes de que se pusiera  de moda, y es lo mismo que está pasando ahora con el trap. Eso pasa en general con la música, hay mucha gente que trabaja en cosas y sonidos diferentes hasta que el mundo los voltea a ver.

¿Qué podemos esperar de su próximo show en Guadalajara?

Pues gracias al último disco, hay nuevos colores y matices en los shows en vivo. Ya no sólo se trata de temas donde quieras rockear y mover la cabeza, hay canciones que te llenan de energía, que te invitan a bailar y otras donde sólo quieres cantar. Creo que se van a encontrar con un show muy dinámico donde siempre van a querer más.

DIAMANTE ELÉCTRICO 21 DE JUNIO EN C3 STAGE